Dos clasicazos para excusarte ante tu jefe (a) el faltar al trabajo, sin que te diga “vienes o vienes”.

“Estoy en parciales”
Que los exámenes te cojan desprevenido ya es común en ti, florerazo. Poner como excusa los parciales te da el plus de chanconcito y chico responsable, recontra útil si lo que buscas es ganarte la confianza de tu patrón.

“Se enfermó mi vieja”
Este apela al sentimiento maternal. Tu jefe sabe que con la madre no se juega y tú, ni tonto ni perezoso, allí hincas. Lo bravo es cuando tu jefe sabe que eres huérfano. ¿Haber, qué haces allí, florerazo?

tags: , ,

Anuncios