¿Quién no ha sentido alguna vez esa extraña molestia de tener que tolerar el hipo? La semana pasada sufrí este mal cinco veces, durante períodos de tiempo distintos. Como de costumbre, salí a las 9 de la mañana rumbo a El Comercio, y cuando cruzaba la pista sentí un hip, la voz se me entrecortó y de pronto ya no podía hablar de manera llana, sin sobresaltos. Estaba allí. Apliqué la técnica que me enseñó mi tío de contener la respiración durante diez segundos, y que siempre aplicaba cuando esta molestia me atacaba. Fue fácil cortarlo. De pronto, ya tranquilo llegué hasta el diario. Subí a la oficina y sorpresa, volvió el jodido hipo. Era la segunda vez que me atacaba. Quitármelo demora más que l primera vez, pero al fin lo logré. Y luego de dos horas volvió, esta vez con los ritmos más acelerados, cada vez más rápido. Entonces, usé la técnica de contener la respiración, pero no funcionó. Use miles de secretos, el del paelito en la frente, tomar agua sin respirar, me puse de cabeza, tome agua con un cuchillo dentro, etc. Nada. El bendito hipo seguía dentro de mí, atacándome cada vez con más fuerza. Hasta que, cansado y hastiado por esta molestia, navegué por la red y encontré una página con el testimonio de un chico que había sufrido hipo por días y que al final solo logró exterminarlo colgándose del marco de una puerta, tirando el estómago hacia delante y conteniendo la respiración. Incrédulo al inicio, seguí sus instrucciones y !oh sorpresa! Lo logré. Me lo quité en menos de cinco segundos.
Feliz por mi hazaña, acompañé a Katty, mi amiga del diario, a su casa. Casi cuando ya llegaba me agarró otra vez el hipo. Maldito, desgraciado, lo empezé a putear por ser tan inseperado. Me colgué del marco de su puerta y otra vez me lo quité.
Ya en casa, antes de acostarme, fui al baño y cuando me aprestaba a echarme en mi camita, hip, hip. Otra vez. Quitármelo de encima me demoró más de lo normal, pero finalmente, más por voluntad que por otra cosa, lo exterminé. La lección es que cheken esta página cada vez que les de esa molestia llamada hip, hip, hipoooooooo.

tags: , ,

Anuncios