No sabemos ganar. Ayer quedó confirmado que la selección peruana de fútbol está lejos de calsificar al Mundial Sudáfrica 2010, luego de lograr un magro empate contra el equipo cafetero de Jorge Luis Pinto, que se llevó un punto de oro de Lima. Aunque todo el segundo tiempo fue controlado por Perú, el desorden al trasladar la pelota, la falta de ideas y la ausencia del puntillazo final nos demostraron que jugamos más por entusiasmo y corazón.
La ausencia de estrategias para penetrar en el área de Colombia, las tácticas mal planteadas estuvieron presente en cada error que cometíamos y en los enredos, una y otra vez.
Pese a que algunos diarios como El Comercio destacaron la superioridad de la blanquirroja, lo cierto es que para la mayoría de medios Perú jugó desordenado, carente de ideas y de caudillos que dirijan desde el mediocampo.
El martes nos jugamos la vida contra Uruguay en Montevideo. Un partido dífícil, primero porque somos visitantes, y segundo porque el equipo charrúa cuenta con jugadores muy hábiles y rápidos con el baló. Ojalá esta vez no tengamos que apagar las velitas – con rabia- que más de uno encendió en casa. Ojalá no nos lamentemos diciendo esa frase de toda la vida: casi ganamos.

tags: , , , ,

Anuncios