Hoy he vuelto a mirar a través de tus labios. Mis dedos tiemblan al palparlos, casi con miedo me acerco a ti, como aquella primera vez cuando mis ojos miraron a través de ti tu sincera sonrisa. De a pocos avanzo, casi como cuando escribo y borro a la par, siento miedo, mucho miedo. Una lágrima empieza a caer de mis ojos. MI pecho se infla mientras respiro el aire que desde el norte me azota la cara, mientras más allá, tú, con los ojos entrecerrados y tus blaquinas manos miran el cielo.

No puedo acercarme sin sentir que todo me da vuelta, que no puedo mover los pies, como un maléfico sueño donde no puedes correr, ni gritar, nada, solo observar. Te miro y quiero gritarte mil cosas, y formar un huracán en el viento que te envuelta, que te eleve hasta el cielo infinito y te diga lo que mi boca teme decir, lo que mis dedos escriben en el viento, lo que las canciones que escucho repiten, lo que entrelíneas quiero decir.

Y tú sigues parada, perdida en el espacio congelado, como una fotografía que llevo en mi billetera, la misma fotografía que te obsequié el día de tu cumpleaños. Eres sensual y veneno, lágrima y explosión. Y yo solo soy un pedazo de papel, una palabra suelta que ha salido a caminar, hoy que he vuelto a mirar tus labios, hoy que tu boca me ha tocado otra vez, hoy que mi corazón ha acelerado sus latidos.

Friday (Saturday) Im in love como diría The Cure. Hoy que la letra ha salido a viajar a través del tiempo, hoy que aún no me has mostrado el truco para reír, el truco para hacerme llorar, hoy que sigo sin entender porque la letra a veces domina a la razón, te digo que voy a soltarte mi alma para que te acompañe donde estés. Y sé que seguro hoy también reíras como la primera vez, hoy también una lágrima a caído al río de tu cintura y ha empapado la letra con sangre, con dolor, con desilusión.

Hoy que mis ojos te ven, que mis labios te tocan, que mi corazón ya se levantó a suplicarte que lo alimentes con el aire bendito de tus labios, te suplico que me enseñes por última vez el truco para reír como ríes, para llorar y (hacerme llorar) como lo haces. Hoy que tu aliento me falta, que el sabor de tus besos no tengo, hoy que mi alma quiere abandonarme, hoy que la tristeza es infinita, inmensa como el cielo grisáceo de Lima te ruego que vengan como un ángel y conversemos los dos, solo los dos, nadie nos interrumpirá si estás conmigo. Hoy y nunca más, hoy y toda la vida, hoy y siempre, ven por favor. La mesa está tendida y mis sueños intactos.

Definitivamente esta es una de las mejores canciones que expresa lo que siento esta noche que ya se va acabando.

Daniel F, con esta canción grafica -mejor que yo- esos sentimientos que se mezclan en noches como esta, noches de soledad y cielo gris.

Anuncios