Mi primera canción era un trozo de la esquina, como dice Alejandro Sanz. ¿La tuya de que estaba hecha?, le pregunté ayer a Pocho mientras nos divertíamos con unas amigas en El Dragón, lugar al que llegamos por sugerencia de una de ellas. La respuesta saltó al toque: tenía aroma de mujer. Las chicas, con quienes conversábamos amenamente esa noche, contragolpearon sin decir nada ¿No que los hombres no lloran? Ustedes son las lloronas, reaccionó al toque Pocho. Había que dejar las cosas bien claras. Y Pocho lo sabía. El debate que se armó luego fue tratar de explicar por qué hombres y mujeres somos tan masoquistas con las canciones.

Porque de pronto vas en el micro y escuchas esa cancioncilla que te recuerda a tu primer amor, y entonces es imposible dejar de corearla. Es como si un diablo extraño se apoderara de tu cuerpo y mente, una catarsis que lleva a los más depresivos a cortarse las venas.

Todos, estoy seguro, alguna vez hemos sentido la necesidad de cantar –gritar o vociferar – una canción que justo cae a pelo en ese momento de tu vida. No importa si es dolor, muerte, sangre, alegría, éxtasis, decepción, al final todo sentimiento humano siempre termina materializándose en una canción que ya sabes, se convierte en telón de fondo de toda fiesta o reunión social a la que asistes, la que pides una y otra vez. Tanto así que es necesario sacarte de la fiesta para no arruinar la fiesta de bodas, el quinceañero o el cumpleaños de tu pata o conocido.

Pues debes entender que no todos sufres en el momento que tú sufres, no todos ríes cuando hasta tu perrito te mueve la cola. Y eso es lo más paja de la vida: la diversidad. ¿Qué sería de la vida si todos fuéramos unos looney tunes o unos emos fatalistas? Como decía – y con toda la razón del mundo- Ernesto Sábato: “La esperanza es el único alimento que mantiene con vida al hombre”. Las canciones también tienen esa misma magia de reflejar todas las facetas humanas. ¿Tú qué piensas?

tags: , , , ,

Anuncios

Este videíto es un homenaje al Cantante, Héctor Lavoe, cuya vida fue llevada a la pantalla grande, en un film donde Marc Anthony recuerda las distintas facetas de un gran salsero, cuya vida no es un periódico de ayer, menos sus canciones, ¿ustedes qué dicen?

tags: , , ,