10: 00 pm. Después de un largo y complicado viaje de cinco horas, hemos llegado a Pacaicampa para participar mañana de la consulta vecinal, donde el pueblo decidirá si está a favor o en contra de la minería. Estamos instalados ya en la ciudad y el ambiente que se vive a esta hora es de película: 120 ronderos resguardan el local del Comité Electoral que asegurará la transparencia del proceso. A las 9 de la noche se terminó de preparar el material que mañana se usará. Los miembros del comité electoral sostuvieron una charla con los observadores nacionales y extranjeros que se han llegado hasta la zona.

pacaipampa

 

Según pudimos darnos cuenta se han formado dos posturas: los que están a favor de la minería y los que están en contra. Entre ambos bandos se ha abierto una lucha Psicológica que, desde semanas antes, se ha hecho visible a través de los principales medios de comunicación. Pero lejos de estos entretelones y confrontaciones sutiles, lo más importantes es que lo que está en juego es el futuro de los pueblos como Pacaipampa, Carmen de la Frontera y Ayabaca. El medio ambiente, el aire que respiramos y los recursos de los que vivimos están en debate en esta consulta vecinal donde mañana el pueblo hará sentir su voz.
Esperemos que el proceso se desarrolle de manera pacífica y democrática, sin enfrentamientos que tergiversen las acciones ni lleven agua para ningún molino, pues 85 efectivos del orden merodean el lugar. Todo ya está preparado: las mesas de votación, el local, el material a utilizar y la presencia de los ronderos, la prensa y los observadores que participaremos de este proceso electoral. Nosotros, como el resto de gente, seremos testigo de lo que ocurra aquí. Y nuestra misión es informar de lo que suceda. Hasta entonces.